Mié19092018

Ultima Actualizacion:Lun, 10 Sep 2018 11pm

Back Está aquí: Home Aribibi Suplemento La Portada SEXTING: EL INTERCAMBIO DE FOTOS SEXUALES ENTRE ADOLESCENTES

SEXTING: EL INTERCAMBIO DE FOTOS SEXUALES ENTRE ADOLESCENTES

El sexting es el envío de contenidos de tipo sexual, en la mayoría de casos fotografías o vídeos, que se realiza por celulares o por medio de las redes sociales. Muchos menores hondureños practican el sexting, lo cual los pone en riesgo y los expone, además de abrirles las puertas a peligros mayores como recibir ofertas para ser “amantes prepagos” o vender fotos a cambio de dinero o recargas de saldo de celular.

Las estadísticas globales muestran la realidad alarmante que en los resultados por cada 600 estudiantes entre los 14 y 18 años, el 20% de ellos “sextea” con mayor frecuencia de lo pensado.

En el mundo digital de los adolescentes, el peligro ya no sólo viene de afuera. Las complicaciones se producen entre los mismos jóvenes por su incapacidad de distinguir entre lo público y lo privado.

Sexting, la nueva moda entre jóvenes

Este fenómeno se acrecienta gracias a las nuevas tecnologías y a los chats. Casi un 10% de los jóvenes de entre 10 y 16 años han recibido fotos eróticas.

Lo llaman «sexting» y es el fenómeno de fotografiarse en actitud provocativa para enviar las imágenes a alguien de confianza. Desde hace varios años, este hecho se va extendiendo entre los jóvenes gracias a las redes sociales y a aplicaciones de mensajería instantánea tipo Whatsapp.

Y es que, con la popularización de las nuevas tecnologías, el uso del «sexting» -contracción de sex y texting- centre los adolescentes se expande cada vez más. En un principio comenzó haciendo referencia al envío de mensajes de naturaleza sexual y con la evolución de los teléfonos móviles, ha derivado en el envío de fotografías o vídeos.

Esta práctica puede causar graves daños psicológicos a los jóvenes que en la mayoría de los casos desconocen el destino final de sus fotografías íntimas, según expertos en psicología, quienes advierten que se trata de una práctica de alto riesgo.

Casi un 10% de los jóvenes de entre 10 y 16 años han recibido fotos cargadas de erotismo. Las intercambian por fanfarronería, por seducir o porque sus parejas se lo piden para generar morbo y excitación. El problema viene cuando el que las recibe decide difundirlas entre amigos o subirlas en internet, tal vez derivada de una ruptura y por despecho.

Pero esto puede generar consecuencias legales. Los menores que se fotografían y las difunden pueden ser acusados de producción y distribución de pornografía infantil y evitar así las secuelas psicológicas.

Bolivianos víctimas de ciberextorsión en las redes sociales por imágenes y videos sexuales

La Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia de Cochabamba registró al menos 30 casos en lo que va del año. Expertos en el tema explican que se trata de un nuevo fenómeno que mella la dignidad de la víctima.

Contactan a los perjudicados a través de redes sociales como Facebook.

“Recibí la solicitud de amistad en Facebook de una chica. De por sí, ella era linda. Me mandó un mensaje que decía: ‘Nos conectemos a Skype’ y yo le dije ‘claro’”. Con estas palabras empieza un relato de extorsión vía redes sociales de la cual fue víctima un joven sucrense hace un mes.

J. F. tiene 25 años y cuenta la historia de un error, del que -afirma- se arrepiente: “haber caído en ‘hacer Skype’ con una desconocida”.

Al igual que él, A. A., de 36 años, quien vive y trabaja en La Paz, sufrió hace más de una semana un ataque similar. “Sólo me dijo: ‘tengo un trabajo para mostrarte, ¿tienes algún email donde pueda mandarte?’, ‘¿tienes dirección de Skype para que pueda mostrarte?’”, recuerda.

El común denominador de este tipo de casos es que la extorsión se efectúa  a través de las redes sociales; ¿el modo de operar? Pedir dinero a cambio de no difundir videos íntimos de carácter sexual, que los agresores consiguen con la web cam o  hackeando  las computadoras de las víctimas.

ASPECTO LEGAL

“Es necesario tipificarlos, prevenir y aclarar a la gente del efecto nocivo de estos envíos eróticos”

Pablo Gutiérrez Urgel - Docente de Derecho UAGRM

 

“El Derecho evoluciona y con ella también evolucionan nuevos comportamientos delictivos que es necesario tipificarlos, claro que es mejor prevenir y aclarar a la gente del efecto nocivo de estos envíos eróticos sobre todo a los adolescentes por la influencia mental y sexual catastrófica que puede conllevar esta nueva aberración sexual.

Esta conducta es un aspecto secundario que surge como consecuencia de los avances tecnológicos que permiten la comunicación mediante imágenes y videos y, que en vez de aprovecharlos de la mejor manera posible para el crecimiento cultural, moral y espiritual, le damos mal uso y, sobre todo, para incentivar una conducta torcida que puede acarrear problemas sicológicos, sociales y jurídicos a sus autores.

Por ello considero que debe haber una Ordenanza Municipal o Ley que prohíba a los propietarios de los negocios de internet la entrada a niños porque aparte de la pedofilia está el peligro de sucumbir y destruir sus valores y principios desde temprana edad. Debe intervenir en el seguimiento la Defensoría de la Niñez, la Secretaría de Defensa al Consumidor y la Policía para que haga respetar el cumplimiento de la ley. Así también, deben proyectarse campañas masivas en los medios de comunicación para inculcar sobre todo a los padres de familia, que podemos colapsar nuestra sociedad si no orientamos de las asechanzas grotescas para nuestros niños y adolescentes de este nuevo flagelo que azota en las redes de la internet y teléfonos móviles.