Lun16072018

Ultima Actualizacion:Lun, 02 Jul 2018 8pm

Back Está aquí: Home Ciencia Ciencia y tecnología Tecnología Boliviana destaca por el uso de tecnología antisísmica

Boliviana destaca por el uso de tecnología antisísmica

Nabila Farah es una flamante ingeniera civil cruceña. Fue artífice de la construcción de una vivienda antisísmica en Nepal 

Nabila Farah Franco es una boliviana que ha sabido abrirse camino en el extranjero, como estudiante y con solo 22 años, participó en un proyecto para la construcción de viviendas sostenibles para las víctimas del terremoto que, el año 2015, asoló Nepal. Para la construcción utilizaron una novedosa técnica de construcción empleando earthbags, una tecnología sencilla, barata y resistente. 

Un pueblo necesitado
El pueblo de Takure está enclavado en la base de los Himalayas, la cordillera más alta del mundo, y se encuentra próximo a la ciudad de Katmandú, en Nepal. Durante el terremoto del año 2015, prácticamente la totalidad de sus casas fueron destruidas y el gobierno no tenía recursos suficientes para emprender la reconstrucción de los pueblos pequeños.

 La necesidad de los damnificados de recuperar sus hogares, inspiró el proyecto de tesis que Farah emprendió para graduarse como ingeniera civil en la Universidad de Santa Clara (California); este estuvo enfocado en la construcción de viviendas económicas y sostenibles para la gente que perdió sus hogares en el sismo. A través de la ONG Social Enterprise, que auxilia a los afectados por el terremoto, lograron obtener el financiamiento de la universidad para la construcción de una vivienda modelo.

La ejecución del proyecto
La beneficiada, seleccionada por su propia comunidad, fue Sunita Tamang, una viuda madre de tres niños que había perdido su hogar durante el terremoto. Para la construcción fueron empleadas earthbags, un material que consiste en bolsas de polipropileno rellenas con una mezcla específica de grava y arcilla y reforzadas con barras de acero, estas bolsas fueron recubiertas con barro y techadas con calamina.

Una profesional destacada

Este proyecto, sumado a sus calificaciones destacadas, le valió a Farah graduarse bajo la distinción summa cum laude, máxima distinción que dan las universidades norteamericanas a sus graduados. Farah llegó hasta allí por una beca deportiva que obtuvo gracias al  tenis (fue capitana del equipo femenino).

Desde muy pequeña fue llevada por sus padres, Edmundo Farah y Erika Franco, a las construcciones de las que la empresa familiar se encargaba; es por esto que nunca dudó de su vocación de ser ingeniera civil, pues es algo que le ha atraído desde muy niña.
Respecto a las culturas que ha conocido gracias a su proyecto, Farah explica que las barreras del idioma no le impidieron percibir el cariño de la gente, a través de las miradas y de los gestos como los que las personas de Nepal le transmitieron.

Quizás, una de las diferencias más radicales que pudo observar fue en torno a los materiales y técnicas de construcción empleados en Bolivia, EEUU y Nepal, sin embargo las necesidades son las mismas y todo es cuestión de saber administrar los recursos de los que se dispone.
A consecuencia de su trabajo duro y logros académicos Farah recibió una oferta de trabajo de la empresa de construcción McCarthy Building Company, en Dallas, propuesta que aceptó y por la que se mudó nuevamente al país del norte para seguir construyendo sus sueños y la vida que quiere. 

Fuente: El Deber