Mar20112018

Ultima Actualizacion:Jue, 01 Nov 2018 10am

Back Está aquí: Home Guia Guias Universitario Posgrados

Suzanne L. Shende: “Reclutamos a líderes influyentes para elevarlos un escalón más”

La universidad estadounidense más prestigiosa busca en Bolivia profesionales y líderes de impacto para que cursen la Maestría en Administración Pública, que se desarrolla en Estados Unidos durante 11 meses. Los aspirantes pueden acceder a financiamiento de donantes

El prestigio y la fama mundial de Harvard es una muestra de la eficacia con que Estados Unidos domina la educación superior.

Y, además, no se duermen en el éxito, trabajan sin descanso para seguir aportando en la formación de líderes de impacto y para ello salen a buscar a los mejores postulantes. Por sus aulas pasaron premios nobel y varias personalidades que fueron jefes de Estado.

Esta semana estuvo en La Paz y Santa Cruz, Suzanne L. Shende, directora de la Harvard Kennedy School, una escuela que forma ejecutivos públicos. 

¿Suena raro decir que Harvard viene a buscar postulantes a Bolivia y países latinoamericanos, en lugar que sea al revés?

Revisando los registros, hay una baja participación de líderes de América Latina en nuestra escuela. De Bolivia el último graduado fue Gustavo Pedraza, en 1999, por eso decidimos promover oferta en La Paz y Santa Cruz. 

Escogí a Bolivia como uno de los dos países de mi viaje de reclutamiento este año porque tiene muchas fortalezas que compartir, como la reducción del analfabetismo y la pobreza, la protección del medioambiente y la biodiversidad, la representación indígena en el Gobierno, y la atención a los derechos de las mujeres.
Queremos ofrecer a los líderes la oportunidad de aprovechar los recursos y el entrenamiento de Harvard Kennedy School. 

¿En qué consiste la oferta?

Es una maestría de Administración Pública de 11 meses en Estados Unidos, que se compartirá con profesionales de distintos países. 

Los interesados pueden consultar más detalles en este sitio https://admissions.hks.harvard.edu/register/santacruz-12-8. El registro es para la gestión 2017-2018. Tiene un costo elevado, incluyendo para los que viven en EEUU. En caso de ser admitido, el aspirante tendrá que demostrar que tiene $us 95.000 para cubrir sus gastos.

¿Y en lo académico?

Reclutamos gente exitosa y apasionada por seguir creciendo, ya que asume el riesgo de dejar su país por un año, tiempo en el que muchas cosas pueden cambiar. Como verá, apostamos al compromiso y la experiencia de los liderazgos, a cambio de subir nuevos escalones para ayudar a mejorar el mundo. 

En Harvard no tenemos la solución para cada problema, pero damos la oportunidad de explorar, compartir con otras culturas y exponer vivencias. Ya hemos tenido cursos en los que se encontraron y compartieron realidades líderes israelitas y palestinos, algo que parece complicado.

¿Por qué reclutar solo a gente que tiene un liderazgo consolidado de impacto y con un excelente nivel académico, si aparentemente tiene la vida hecha?

Para ponerlos un nivel más arriba y conectarlos con el mundo para expandir su influencia. Queremos ayudar a los que tienen como razón fundamental de su vida mejorar el mundo.

No interesa que vengan apenas por el prestigio de Harvard. No alcanza con el deseo para avanzar y trascender. Verá, no venimos a convencer, sino a decirles que hay oportunidad para crecer, tener más entendimiento de lo que pasa en el mundo.

¿Cómo hacen los profesionales de los países en desarrollo para acceder, tomando en cuenta el costo de la maestría?

La primera condición es tener la pasión por ir y luego se pueden gestionar financiamientos de las ONG, gobiernos y empresas con las que trabajan. La escuela cuenta con apoyo de donantes, de los cuales es posible lograr apoyo.

¿Lo ideal sería que los Estados cooperen?

Miré Bután, un país pequeño y con limitaciones del sur de Asia, financian la formación de sus profesionales, con los cuales han conseguido cambios económicos destacados. Y así hay otros ejemplos de que no hay que tener miedo, al contrario, se debe creer y apostar. 

Por Harvard Kennedy School ya han pasado cerca de 30.000 alumnos de más de 100 países que están en posiciones del sector público, privado y de las organizaciones no gubernamentales

Fuente: El Deber