Sáb22092018

Ultima Actualizacion:Lun, 10 Sep 2018 11pm

Back Está aquí: Home Mundo Noticias Nacional IR A CONTINUARLA EN LA CASA DE UN CONOCIDO, TIENE SUS CONSECUENCIAS.- Golpizas, violación y una lenta agonía, el final de Carla y Jesús.

IR A CONTINUARLA EN LA CASA DE UN CONOCIDO, TIENE SUS CONSECUENCIAS.- Golpizas, violación y una lenta agonía, el final de Carla y Jesús.

Los hermanos León -los autores- los golpearon en la cabeza. Al joven lo asesinaron el 1 de enero, a la muchacha la violaron y nueve días después la mataron.

Foto Facebook

Página Siete / La Paz

Después de 19 días de búsqueda,  la incertidumbre terminó  pero la impotencia apareció: Carla Bellot y Jesús Cañisaire fueron encontrados sin vida en una bóveda del río Orkojahuira, en el Barrio Gráfico.

Los hermanos León  los golpearon brutalmente, violaron a la joven y finalmente los asesinaron.

La autopsia realizada el viernes por la tarde determinó que Jesús murió el 1 de enero, tiene una data de  muerte de 14 a 19 días; mientras que Carla perdió la vida nueve días después, al parecer estuvo retenida durante todo ese tiempo.

El doble crimen fue violento, sin piedad alguna,  reveló el director de la fuerza anticrimen de La Paz, Jhonny Aguilera.

León junto con su hermano Eliot, su hermana Mikaela y el esposo de ésta, Renzo Cáceres, llegaron al local, pagaron 35 bolivianos el ingreso -lo que para el resto de la gente costó 100 bolivianos-  y se sentaron en una mesa.

En el lugar se encontraron con Jesús y Carla, que estaban en una mesa contigua y los invitaron a la de ellos. Fuentes de la Fiscalía sostienen que las víctimas conocían a Mikaela León y que ese nexo las motivó a ir luego con sus verdugos hasta la casa de Israel León, en la zona de San Simón.

En ese domicilio, según la FELCC, todos consumieron bebidas alcohólicas y Jesús se durmió. “Ese momento fue aprovechado por los hombres de ese grupo para efectuar una vejación sexual. Jesús reaccionó y quiso defenderla, pero recibió un golpe (en la cabeza) y le provocó una hemorragia”, contó Aguilera.

Este hecho fue observado por Mikaela León y otra mujer, de quien no se quiso dar su nombre. Los León golpearon brutalmente a Jesús hasta provocarle una hemorragia cerebral, fractura de huesos craneales, un traumatismo de cráneo abierto y lesiones en otras partes de su cuerpo.

De acuerdo a la autopsia, Carla siguió con vida unos nueve días más, los autores del crimen la retuvieron  para violarla,  la golpearon en varias partes de su cuerpo, en especial en la cabeza, lo que le causó un edema cerebral y un traumatismo de cráneo cerrado.

En un principio, la Policía informó que ambos jóvenes fueron estrangulados con un cinturón.

LOS HALLAZGOS ESENCIALES

Después de la detención de tres mujeres, dos de ellas vinculadas al chip y al celular de la pareja que seguía desaparecida, se dio con Israel y Mikaela León, esta última se apropió del celular de Jesús el 1 de enero.

El aparato se encendió días después de la desaparición y su señal permitió a la Policía identificar dónde estaba.Asimismo, fue detenida Carla Mayta, amiga de Mikaela León,  ésta la llamó para que vaya a recoger el aparato que lo tenía oculto en un sauna de Villa Fátima. El esposo de Carla, identificado como Álex, encontró los lentes de Jesús en el sauna junto con el móvil. Esta última pareja tiene vínculos con los hermanos León.

UN SUEÑO TRUNCADO:EN JUNIO  IBAN  A VIVIR JUNTOS

Con 12 años de relación Carla Bellot y Jesús Cañisaire eran un referente como pareja. Se conocieron cuando tenían 13 años de edad en el colegio Pedro Poveda y desde entonces, al margen de ser compañeros de curso, fueron compañeros de  vida. 

 Pero no sólo los unió el colegio, ambos vivían en la zona  San Isidro, pues la familia de Carla se mudó al barrio hace poco, pero antes los muchachos se fueron a vivir juntos a una habitación.

Su idea era quedarse ahí por un tiempo, pero el espacio era muy reducido, entonces Carla decidió volver con su familia hasta poder establecerse en un mejor lugar con Jesús.

Los jóvenes planeaban irse a vivir juntos en junio de este año, contaron los familiares. De hecho, la madre y una de las hermanas de Carla se mudarían con ellos. Pensaban encontrar algo más grande que una habitación  en anticrético.

Pensaban casarse a fin de año, sus familias eran unidas. Jesús y Carla siempre estaban en ambos hogares en ocasiones especiales y también en días ordinarios. Salieron juntos el 1 de enero y su idea era regresar también juntos, pero no fue así. Los mataron a golpes. Su unión en vida trascendió más allá de la muerte.

Edición impresa

Edición impresa 268

Suplemento

Ver edicion impresa

AUTORIDADES UAGRM

LA 'U' CRUCEÑA 

ESPECIAL

DÍA DEL MAESTRO

LIBROS

BIBLIOTECA VIRTUAL UAGRM