El Universitario

Amor de Dios, la funeraria que enterró a la primera víctima mortal del coronavirus

Amor de Dios, la funeraria que enterró a la primera víctima mortal del coronavirus

Bajo estrictas normas de bioseguridad y salubridad, recomendadas por la Organización Mundial de la Salud, el personal de esta funeraria procedió al traslado y posterior entierro de la primera víctima de coronavirus en Bolivia.

Néstor Fernández, propietario, indica que los procedimientos estrictos les hace conocer el mismo personal especializado del hospital. “Aunque nosotros estamos preparados, contamos con el equipamiento necesario y la capacitación del personal bajo estrictos estándares de seguridad que conocemos las funerarias”.

En este caso, el hospital entrega el cadáver embolsado y bien precintado para que la funeraria proceda al entierro. “Se hace una desinfección total, por los mismos pasillos del hospital por donde pasó la camilla, a nosotros mismos nos desinfectan, también nosotros nos desinfectamos antes y después; en el mismo cementerio se hace la desinfección”, explica Fernández.

Asegura que todos estos procedimientos están testeados y probados para que no haya ningún riesgo de contagio al personal.

La asociación de funerarias hace conocer que de ninguna manera ellos pueden negarse a enterrar, asegura que el epidemiólogo del SEDES, dependiente de la Gobernación, Junto con el coordinador externo, Jerson Wuasquiani, han podido hacerles conocer todas las medidas de seguridad necesarias.

Añade Fernández que, en estos casos, la funeraria debe llevar al fallecido directamente al entierro. “Lamentablemente los familiares deben resignarse a no verlos más”.

El cadáver fue llevado directamente al cementerio Memorial Park.

Néstor Fernández pide a las autoridades que el apoyo llegue también a este sector de las funerarias. Sabemos que los trajes que llegarán de la cooperación internacional son de muy alta calidad”, dice.

«Dios no quiera que lamentemos más fallecimientos; pero uno de nuestros proveedores tiene retenidos muchos trajes en la aduana, nos gustaría que las autoridades ayuden, de lo contrario, que nos ayuden a conseguir estos trajes”, finaliza.

¿Cuál es el protocolo para el tratamiento de cadáveres con COVID-19?

El director del SEDES, Marcelo Ríos, dio a conocer el protocolo para manejo y disposición de cadáveres este sábado por la tarde, asegura que fue consensuado hace dos semanas con la Organización Mundial de Salud.

El protocolo nos dice que cuando se hace la gestión del óbito, se la realiza en el lugar de fallecimiento; es decir, en la cama, ahí, el servicio de la morgue de cada hospital hará el procedimiento respectivo.

  1. No se procede a hacer embalsamamiento ni tampoco la higiene mortuoria.
  2. El cuerpo debe ser introducido en una doble bolsa de seguridad, con la respectiva desinfección”, explicó Ríos.
  3. El velatorio no es recomendable, pero si los familiares insisten en llevarlo a cabo, debe participar un grupo reducido y observar las condiciones del salón, el cual deberá tener espacio suficiente para evitar aglomeraciones.

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.