El Universitario
Hospital – clínica Martín Dockweiler cumplió un año con la misión de democratizar la salud

Hospital – clínica Martín Dockweiler cumplió un año con la misión de democratizar la salud

La tecnología y calidad en la atención de la salud, son dos de las señas de identidad del Hospital Universitario Martín Dockweiler, inaugurado oficialmente la noche del lunes 19 de abril de 2021.

La infraestructura, en la que se invirtieron más de $us 50 millones, cuenta con 11 quirófanos, 400 suites de internación, 45 camas de terapia intensiva y neonatal y 11 quirófanos.
El hospital También dispone de 16 ambulancias equipadas, 10 buses que serán consultorios móviles y un laboratorio que puede procesar hasta 600 pruebas por hora.

El hospital cuenta con un moderno software de una empresa israelí que analiza las imágenes tomadas de rayos X, ecografías, resonancias magnéticas, que luego las compara con millones de imágenes de casos reales que ayudan a que el diagnóstico del médico sea preciso.

Se realiza telemedicina y las historias clínicas de los pacientes son digitalizadas.

Además, el centro está vinculado con la formación de las nuevas generaciones de médicos de la Universidad de Aquino de Bolivia (Udabol), de la que Dockweiler también es propietario. Para ello, se instalaron cámaras en 360 grados en los quirófanos para que los estudiantes puedan ver la intervención, sin la necesidad de estar presentes.

Hospital digital

Alcanzaremos niveles de calidad jamás antes logradas en el país, señaló Martín Dockweiler, presidente de la Fundación Udabol, durante el acto virtual de inauguración del hospital el pasado año.
Lo que motivó a Dockweiler a construir el hospital fueron los viajes que realizó a través del mundo, en los que vio la calidad de los servicios de salud que se brindan, los cuales son muy distintos a los que se ofrecen en el territorio nacional.

El moderno edificio se constituye en el primer y más grande hospital digital universitario de Bolivia, mediante la utilización de tecnología de realidad virtual, robótica, inteligencia artificial, impresión 3D y Big data.
Joaquín Monasterio, director del centro, explicó que en el lugar se atenderán todas las demandas en cuanto a especialidades y equipamiento moderno se refiere.

El hospital además dispondrá de una sala específica de Covid para atender a todos los pacientes que estén en situación leve, moderada o grave, incluyendo terapias intensivas, según Monasterio.

Apuesta por la investigación

Según publicó el Diario El Deber en abril del año pasado, durante su inauguración, el Hospital Universitario Martín Dockweiler realizó convenios con la Agencia Japonesa de Cooperación Internacional (JICA, por sus siglas en inglés) para que haya un intercambio de estudiantes y profesionales, con el fin de que se capaciten en nuevas tecnologías.

El centro también tiene convenios con expertos alemanes para que colaboren con la capacitación del personal, que ya ha comenzado a realizarse de forma virtual, por la pandemia del Covid-19.

Democratizar la salud

“Este hospital no se ha hecho para los ricos”, sentenció Dockweiler para explicar que la “democratización” de la salud implica lograr diagnósticos tempranos y más efectivos, aplicar la medicina preventiva, la telemedicina y brindar una atención oportuna.

Además de que la medicina “sea más asequible, más barata para el paciente”, algo que promete que la gente tendrá en su hospital. Según el empresario, en el mundo hay más de 200 especialidades médicas, mientras que en Bolivia existen solamente 40.

“Esto implica que un traumatólogo puede ver pies, rodillas, cadera, columna”, es decir que son “todólogos”. Para especializar a los profesionales, el hospital tiene convenios de capacitación con la cooperación japonesa y el Gobierno alemán.

 

ENTREVISTA 

“Tenemos la idea clara de que, si un paciente sale lo más rápido de la clínica, significa que somos eficientes”

La encargada de relaciones públicas del hospital, Claudia Camacho, asegura que los médicos especialistas que llegan del exterior a realizar operaciones inexistentes en el país, dejan su conocimiento para los profesionales bolivianos; y esa es una exigencia en la Dockweiler.
E.U.- Arquitecta, ¿Cómo surge la idea de edificar una clínica u hospital en Santa Cruz?

C.C.- Existe un gran déficit de camas y atención a la salud en Santa Cruz, con esa idea se creó este hospital, y por el ritmo acelerado de crecimiento de la ciudad, tal vez aún faltan más camas. En nuestra ciudad no existía en un solo lugar que evite que los pacientes y familiares estén deambulando en busca de diferentes servicios médicos.

Por ejemplo, un tomógrafo para la gente obesa no había, en la Docweiler contamos con ese servicio, también contamos con el primer laboratorio automatizado que puede hacer hasta 600 pruebas en 1 hora. Es el primer hospital pensado en la tecnología digital.

E.U.- Cuáles son las características en cuanto a infraestructura, o en qué se diferencia esta clínica de todas las demás que existen en Santa Cruz.

C.C.- El hospital está construido en más de 60.000 metros cuadrados, mire que el hospital Obrero está construido en 21.000 m2, la superficie responde a la demanda de equipos y servicios, ha sido construido y diseñado desde un principio para ser hospital – clínica, de acuerdo a normas internacionales como la exigencia en la circulación, pues todo lo limpio va por un pasillo y todo lo sucio por otro, entre otras exigencias internacionales que se cumplen por la adecuada y moderna infraestructura.

E.U.- ¿Cuántas camas tiene?

C.C.- El Dockweiler tiene 400 camas.

E.U.- ¿Si tiene 400 camas, igual que el Hospital Obrero, por qué tiene más infraestructura que este nosocomio, o para qué?

CC.- Lo que pasa es que normalmente los hospitales tienen habitaciones donde se atienden varias camas, la Dogweiler tiene 400 camas, todas en suite: habitaciones individuales con baño privado, tiene el llamado paciente enfermera, diferenciados con servicios, así como el sector materno infantil que está en la segunda planta, ahí el sistema, la infraestructura y el equipamiento, además de la atención con muy diferentes a las otras unidades o especialidades, además muy especializado.

E.U.- Ahora, a un año de haberla inaugurado el hospital – clínica, ¿cómo está, hay un crecimiento significativo?

CC.- El hospital está consolidándose como el referente, hasta el momento estamos trabajando con varios seguros, como con BUPA, que es el internacional, pero también estamos con el seguro a diferentes instituciones y seguros como Univida, el SINEC y muchos otros privados. Lo importante para nosotros es que la idea de democratizar la salud del Dr. Martín Dockweiler está consolidándose.

E.U.- A propósito, durante la pandemia, aún no estaba terminado el Hospital, pero nos parece que estuvieron apoyando un poco a la municipalidad

C.C.– El Hospital ha cumplido un año, pero como durante la pandemia aún no habíamos arrancado con todo porque todos los equipos no habían llegado todavía, lamentamos que no hayamos podido estar listos para entonces, mire que estas 400 camas hubieran sido de mucha ayuda. Sin embargo, por órdenes del presidente de la Fundación Udabol, el Dr. Martín Dockweiler, hemos prestado todo el apoyo necesario, así como con el préstamo de los 16 respiradores, de las ambulancias y los buses hospital que tenemos, que los pusimos al servicio de la ciudadanía.
En esa ocasión, lamentamos también que el personal de salud estaba sufriendo bajas, pero lamentablemente no estábamos al 100% para atender pacientes con el virus. A medida que nos fuimos equipando mejor, sí logramos atenderlos, es así que, como tenemos dos unidades de terapia intensiva de 12 camas, diferenciamos una unidad para los pacientes con covid y la otra para el resto de los pacientes.

E.U.- El personal de este hospital ¿Qué capacitación tiene?

C.C.- Se ha trabajado en esto con el Colegio Médico, hacemos la selección a través de las sociedades médicas científicas para tener al mejor personal, lo que sí también tenemos claro es que tiene que haber especializaciones, no médicos todólogos.

E.U.- ¿Ya hay algunas experiencias de algún trabajo especializado y diferente a lo que se hace en las clínicas y hospitales de Santa Cruz?

C.C.- Por ejemplo, hemos realizado la primera cirugía con prótesis de cadera en 3D, después hicimos una operación a corazón abierto con el Dr. Brockman, el Dr. Barrientos, el Dr. Ormes, gente que ya tiene bastante experiencia.

En emergencia, por ejemplo, todos los médicos de esa unidad son emergenciólogos; si no tenemos el mejor personal sabemos que no vamos a poder operar bien.
Tenemos la idea clara de que, si un paciente sale lo más rápido de la clínica, significa que somos eficientes.

E.U.- ¿Se ha previsto la atención a enfermedades genéricas?

C.C.- Con un hospital con la tecnología que tenemos, no solo está pensado para Bolivia, sino que, con la visión de democratizar la salud, tenemos precios donde se va atender con un nivel de primera, pero con precios accesibles.

Existen profesionales que se capacitaron en el exterior, hay una médico entre ellos que trata la terapia del dolor, y sobre el parkinson, hay organizaciones exteriores con quienes nos hemos contactado para traer un experto de Chicago que realice una operación y nos deje la enseñanza. Como la experiencia que tuvimos con la operación de labio leporino, a donde llegaron personas de todo lado.

Estas campañas tienen el objetivo de que los que llegan del exterior nos dejen la enseñanza, no se vayan solo luego de operar, sino que deje la enseñanza a nuestros profesionales.

E.U.- ¿El servicio está a disposición de todo el público, o se centrará en ciertos sectores de la sociedad cruceña?

C.C.- Tenemos un call center, donde les invito a que hagan sus cotizaciones, con precios súper accesibles, con excelentes médicos, no solo para los asegurados, sino para todas las personas que necesiten la atención.

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.