El Universitario

Académicos creen que la salud es el tema más sensible para la sociedad, era la carta de presentación de Añez y es justo donde la corrupción golpeó.

Académicos creen que la salud es el tema más sensible para la sociedad, era la carta de presentación de Añez y es justo donde la corrupción golpeó.

Los analistas Luis Andia y Daniel Valverde, ambos docentes de la UAGRM, sostienen que la corrupción golpeó justo en el ´Talón de Aquiles´ de la saciedad boliviana y del mismo gobierno.

“La Sra Añez, Debería cambiar a todo su gabinete político y no designar un ministro de Salud que sea comerciante de la medicina, acompañado de un ente colegiado de epidemiólogos y científicos médicos, reitero no comerciantes. Es un peligro para la salud y estabilidad social, política y sanitaria del país mantener esos ministros”, critica Valverde con mayor severidad.

Luis Andia por su lado analiza que “Hasta ahora, el principal activo positivo que tenía la Presidente era el haber encarado la pandemia de manera efectiva, al saber que estamos en mejores números el desarrollo de la pandemia en América Latina. Esto ha hecho que mejore su situación en términos de popularidad”, explica.

A está crisis que se está viviendo por la corrupción en su gobierno, lo que le da amplificación es que es en el campo de la salud, justo en una crisis sanitaria. Entendemos que ella ha querido parar en seco la desacreditación que tiene, que ha generado una crisis política fuerte; pero el hecho que hayan llevado casi en calidad de detenido a su ministro de Salud, y la actuación del mismo Fiscal General, ya no sólo el Ministerio de Transparencia, claro que afectó la popularidad que tenía”, sostiene Andia.

“La salud era su carta fuerte, ahora tiene problemas con ella”, añade.

Daniel Valverde va un poco más allá, asegura que la transición política del país está en serio peligro porque “el Gobierno al ponerse en posición electoral y los múltiples casos de corrupción, perdió su naturaleza y además de no tener legitimidad adolece de credibilidad y liderazgo moral para conducir al país en estas circunstancias”, sostiene.

Con respecto a los respiradores, Valverde incluye al BID. “Es una omisión grave de sus funcionarios que perciben jugosos ingresos y viáticos. Como en toda relación contractual que genera daños y perjuicios en este caso para el país, deben asumir los costos y mínimamente deben librarnos de pagar esa deuda. Tarea para el Procurador General del Estado”, puntualiza.

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.