El Universitario
Alertan que Seguro no está preparado para una tercera ola

Alertan que Seguro no está preparado para una tercera ola

Falta de recursos y planificación.

La posibilidad de que llegue y se propague en el país la nueva variante del Covid-19, hallada en Brasil, preocupa a la dirigencia de los docentes universitarios. Afirman que la institución médica que atiende a la comunidad universitaria no cuenta con un plan de contingencia y recursos para afrontar una nueva emergencia.

La Federación Universitaria de Profesores (FUP) ve con preocupación y asegura que la actual administración del Seguro Social Universitario de Santa Cruz (SSUS) no cuenta con un plan y recursos para afrontar una posible tercera ola del coronavirus.

Luego que el SSUS realizara una Audiencia de Rendición de Cuentas Públicas Inicial 2021, el pasado 30 de marzo, la dirigencia de los docentes observó varios puntos que, a su criterio, muestran una “mala gestión” y pide la renuncia de la gerente general y Máxima Autoridad Ejecutiva (MAE), Katiuska Pérez.

“Pedimos la renuncia por malos resultados en la gestión, yo no puedo hablar de corrupción, porque mientras no haya auditorías, no podemos levantar nombres de personas, pero lo que es evidente es que hay mala gestión”, señaló Adolfo Mercado, delegado de la Federación de Profesores ante el SSUS.

Para Mercado, las reservas del Seguro están seriamente comprometidas, ya que hasta el 2019 había Bs 35 millones disponibles, los cuales iban a ser usados para construir una clínica propia, pero por la emergencia del Covid-19 el año pasado se usó más de Bs 19 millones en contrataciones directas.

Hasta la fecha, el delegado de la FUP ante el Seguro indicó que desconocen cuánto de reservas existen actualmente,  ya que este dato no fue proporcionado en la audiencia del Seguro, pero calculan que hay un poco más de Bs 7 millones, los cuales serían insuficientes para afrontar una tercera ola y se pondría en riesgo la atención a la comunidad universitaria.

“Con 7 millones, si viene una emergencia fuerte como pasó en la primera o segunda ola, no se la podrá encarar en este momento. Pero estos datos no se mostraron en la audiencia”, manifestó Mercado. La preocupación de una posible falta de recursos para el Seguro también pasa por la crisis económica que vive el país, la cual menguó los recursos que recibe la universidad.

En este año, los docentes han recibido sus sueldos en cuotas y muchos de ellos se preguntan si la  administración central podrá cumplir con el pago de los beneficios sociales.

“La universidad desembolsa aproximadamente Bs 7,5 millones por mes para el seguro de estudiantes, administrativos y profesores, pero supongamos que la universidad falle o que haya muchísimos gastos de tal forma que no alcance lo que está pagando la universidad, entonces tiene que haber ahorros y eso es lo que en este momento no nos aclararon de cuánto realmente hay, va a ser muy difícil atender una emergencia”, añadió Mercado.

Consultada al respecto, la gerente general del Seguro indicó que respetaba la posición de la dirigencia de los docentes, pero que “la realidad es otra”. Se intentó agendar una entre-vista con la  ejecutiva, sin embargo, no fue posible.

¿QUÉ SE DEBE HACER?

La solución obvia pasa por aumentar los ingresos del Seguro, sin embargo, Mercado indicó que primeramente debe haber una planificación seria, con la elaboración de un nuevo Plan Estratégico Institucional (PEI), ya que actualmente se trabaja con uno que fue creado hace cinco años.

Considera que tiene que  transparentarse los datos del Seguro y ver cuál es la situación actual. Luego, se planifica en base a metas e indicadores concretos y reales. “Los objetivos para este año presentado por la MAE son muy vagos, sin resultados intermedios e indicadores que se obtendrían”, aseguró.

Para lograr una estabilidad financiera en el SSUS, Mercado sugirió incrementar el costo que se paga por estudiante al Seguro, pasando de Bs 17,5 a Bs 30. Argumentó que este gasto extra no afectaría al presupuesto de la universidad porque los fondos provienen del IDH (Impuesto Directo a los Hidrocarburos).

Además, propuso que se aumente el número de asegura- dos de estudiantes, ya que en el 2017 el Rectorado pagaba para más de 70 mil estudiantes y ahora solo se paga para 53 mil y a un costo muy bajo. También ve importante acelerar los cobros de las cuentas que ya llevan un buen tiempo pendientes, las cuales significarían un alivio para las arcas del Seguro.

PROPUESTA

Piden aumentar de Bs 17,5 a Bs 30 el monto del seguro que se paga por estudiante.

Para Mercado, las reservas del Seguro están seriamente comprometidas, ya que hasta el 2019 había Bs 35 millones disponibles.

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.