El Universitario
Beckhauser observa licitación para la limpieza en UAGRM.

Beckhauser observa licitación para la limpieza en UAGRM.

Pide la anulación, ya que sostiene que es una copia de las realizadas por la anterior gestión; además señala que está muy centrada en la empresa y su personal; más no así en las mejoras de las especificaciones técnicas del servicio que van a brindar.

Este 28 de marzo, la Universidad “Gabriel René Moreno”, subió al SICOES (Sistema Estatal de Contrataciones) una convocatoria para que empresas dedicadas al rubro de la limpieza puedan presentarse a una licitación pública a fin de hacerse cargo de los predios universitarios.

La licitación es realizada por un monto de Bs 2.588.250 para la limpieza y mantenimiento de áreas verdes, estacionamientos, baños y oficinas de la administración central, no incluye a las unidades provinciales.

Al respecto, Peter Beckhauser cuestiona la convocatoria, pues a su criterio existen algunas irregularidades que la Universidad debe arreglar, “para que se evidencie la transparencia de esta gestión”, indica.

“Encontramos que la solicitud de la experiencia específica es excesiva al pedir 10 años de experiencia, revisando en Fundempresa solo hemos encontrado 4 empresas que están en el rubro de empresas dedicadas a la limpieza, esto parecería un direccionamiento hacia una de ellas lo cual es peligroso y preocupante porque en esta gestión se está trabajando duro por la transparencia”, señala.

Otra observación que hace Beckhauser es la relación a la cantidad de profesionales. “Hay un inflamiento en cuanto a la cantidad de profesionales a cargo, cuando anteriormente en las licitaciones se manejaba solo con un profesional, ahora hay varios. Además que exigirle esto a una empresa es discriminatorio, por ninguna razón se debe solicitar al personal operativo que certifique su grado de instrucción, o si sabe leer o escribir”, prosigue.

También cuestiona que no hay una objetividad en los planteamientos de las actividades mensuales, diarias y trimestrales, pues no están marcadas con un cronograma claro. “Lo cual dificulta para el presupuesto, de esa manera lo deja muy abierto, lo que puede ser peligroso para la fiscalización”, expresa.

Otra de las observaciones que realiza es que se paga como mes calendario Bs 48.675 que no se trabaja, ya que domingo no se cancela. “Eso sale el presupuesto, son 27 domingos que pueden ser tomados como funcionarios fantasmas o días fantasma a trabajar lo que puede ocasionar un daño económico, también presuponemos que puede ser un error económico”, llama la atención.

Otro aspecto que es cuestionado por Beckhauser es que se pide 3 turnos de trabajo, entre los que hay un horario nocturno de 10:30 a 7 AM. “Aquí tampoco especifica con cuánto personal trabajará cada turno”. Cuestiona por otro lado la excesiva cantidad de jardineros. “Antes se lo realizaba con mucho menos personal de jardinería cuando era con personal propio”, menciona.

Bechauser aumenta su preocupación al pedir que la Universidad anule esa licitación porque es lo mismo que se hacía en la anterior gestión.No estoy señalando de ninguna acción mala a ninguna autoridad, estoy pidiendo que se anule esa licitación porque está mal, es un copie pegue de las que se hacían en la anterior gestión, además que está centrada en la empresa y su personal, más no así en las mejoras de las especificaciones técnicas del servicio que van a brindar. Han tenido 6 meses en esta gestión para hacer un proyecto y licitar la limpieza, pero no lo hicieron, y cuando tienen que hacerlo copian y pegan de la anterior, ¡eso no puede ser!», exclama.

Al respecto, El Universitario consultó con el Director Financiero de la Universidad, Óscar Nogales, quien expresó tajantemente: “Pueden hacer las denuncias que quieran, nunca me he robado un peso de ninguna parte y no pienso hacerlo; porque el que tiene moral tiene una fuerza adicional para actuar”, expresó a tiempo de aceptar que es el encargado de la licitación.

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.