El Universitario

Estupro. Familia estalla de ira porque al policía le dan libertad

La angustiada madre intentó golpear, al Subteniente, con un micrófono del juzgado, mientras que otros familiares le lanzaban sillas.

Cochabamba, 2 de marzo de 2020 (ATB DIGITAL). Gritos, maldiciones y golpes esgrimió la familia de Lorena Paredes, llena de impotencia contra el subteniente de la policía, Cristian López, al término de la audiencia en la que un juez le otorgó detención domiciliaria con derecho al trabajo, y sin custodios.

La angustiada madre intentó golpear, al Subteniente, con un micrófono del juzgado, mientras que otros familiares le lanzaban sillas.

Con un dolor indescriptible, la madre de la víctima relató que su hija, Lorena Paredes tenía 16 años cuando se presentó como voluntaria al GACIP de Cochabamba donde Christhian López era su instructor, la enamoró y sostuvo relaciones íntimas con la entonces adolescente.

La familia de la joven lo denunció hace 2 años, pero no hubo justicia para Lorena, es más el subteniente de policía continuó la relación con la menor y antes de que cumpliera 18 años se la llevó a convivir.

Curiosamente 2 días después de cumplir 18 años, Lorena Paredes, presentó un desistimiento de la denuncia y salió en defensa de su marido.

El pasado 4 de febrero, Lorena apareció muerta con un disparo. Según el informe policial fue un suicidio, se había disparado en el pecho. Pero la familia cree que la mataron o que la indujeron al suicidio porque acababa de salir bachiller y soñaba con ser médico.

Tras su muerte, por presunto suicidio, salió a luz el abuso sexual que sufrió desde sus 16 años en el GACIP, e incluso el hecho de que habría sido obligada a abortar por el policía según indica su madre.

Dos años después del presunto abuso sexual y cuando la joven víctima ya está muerta, recién se instaló la audiencia cautelar por el delito de estupro.

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.