El Universitario
Fiestas, “reuniones personales” y halagos para los docentes de la UAJMS a cambio de puntos

Fiestas, “reuniones personales” y halagos para los docentes de la UAJMS a cambio de puntos

Universitarios sugieren dar la oportunidad de evaluar a los docentes al finalizar el semestre, como se hace en otras universidades, y que no sea solo el Centro de Estudiantes el que realice dicha evaluación

Estudiantes de la UAJMS comentan que eran “obligados” a organizar fiestas o parrilladas para algunos docentes, o a comprar productos que ellos ofrecían.

Tras los recientes audios publicados en redes sociales que develaron malos tratos e insultos a estudiantes por parte de una docente de la carrera de Derecho de la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho (UAJMS), aparecieron nuevas denuncias que involucran a otros docentes de la misma casa de estudios superiores de Tarija.
Se trata de organización de fiestas, partidos de fútbol y compras de productos que ofrecen los docentes a estudiantes, los cuales se volvieron comunes en algunas materias universitarias. Los estudiantes debían hacerlo si querían ganarse “puntos extras”, según la denuncia.

Los universitarios que contaron sus “anécdotas” pidieron mantener en reserva sus datos personales por temor a represalias académicas. En esta línea manifestaron que los docentes usan como “chantaje” la aprobación de la materia para que estos asistan a fiestas, reuniones privadas o accedan a comprar sus productos, como ropa o joyería.
Se indicó que incluso existen docentes que quitan puntos a los universitarios que “no los adulan” en sus redes sociales cuando dan un taller.

De acuerdo a las declaraciones, algunos docentes estarían valiéndose de su autoridad académica para acceder a otros beneficios, como recibir regalos. ¿Por qué acceden los estudiantes?, la respuesta es la misma: para aprobar la materia y terminar la carrera.

Entre las denuncias se refieren a fiestas y reuniones privadas organizadas por los mismos estudiantes, donde asisten los educadores y aquellos que necesitan notas. En dichos festejos salen “beneficiados” los que llevan más y las mejores bebidas alcohólicas o los que llevan la mejor carne. Todo “esfuerzo” cuenta al sumar la nota.
Un profesional en medicina, egresado de la Juan Misael Saracho, comentó que cuando estaba en la carrera, la docente de la materia de Dermatología identificada como E.O.M. (según sus iniciales), realizaba sus evaluaciones con preguntas muy específicas -de memoria y de una literatura amplia- que hacía que varios reprueben para luego pedir regalos para su persona y así subir las notas.

“Citaba a los estudiantes para hacer la revisión de exámenes de mesa, le gustaba recibir regalos, por ejemplo, tomo de libros originales, lámparas específicas que se utilizan en la práctica clínica, incluso tres o cuatro estudiantes debían comprar dicho insumo para recibir notas”, comentó.
Por otro lado, indicaron que la docente de Medicina A.R. brindaba beneficios a hijos de otros médicos o que eran sus amigos y reprobaba alrededor de 50 estudiantes, de los 60 que cursaban su materia. “Te decía ven a mi consultorio a charlar, vamos a ver cuánto te falta, vamos a dar otro examen. Y bueno supuestamente era un examen, pero luego salían los rumores que tal persona había salido con el doctor”.

 

Otro caso es con un docente de la carrera de Derecho, FG, quien, indican, se molesta si no lo saludan “bien” por WhatsApp, incluso baja puntos. Y cuando da talleres sobre ciertos temas, los estudiantes están obligados a escribir en las redes sociales “lo espectaculares que son sus cursos y lo mucho que se aprende con él. Si no escribíamos algo, se anotaba los nombres y nos tenía de cortito todo el semestre”, comentó una estudiante de esa carrera.

Ante esa situación, los universitarios sugieren dar la oportunidad de evaluar a los docentes al finalizar el semestre, como se hace en otras universidades, y que no sea solo el Centro de Estudiantes el que realice dicha evaluación. Esto a fin de que las autoridades superiores de la Universidad, Rector y Vicerrector, tomen conocimiento de los hechos que ocurren al interior de la institución.

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.