El Universitario

No hay ninguna norma que le obligue a la banca a bajar intereses o capital. El prestatario debe prorratear su pago con la banca.

No hay ninguna norma que le obligue a la banca a bajar intereses o capital. El prestatario debe prorratear su pago con la banca.

ASFI dice que prestatarios y bancos tendrán seis meses para negociar pago de cuotas diferidas

La ASFI emitió un comunicado recomendando al pago de deudas a la banca desde junio “conforme al cronograma original” y contradice la Ley.

Aunque en el mismo documento se recuerda a quienes tienen deudas con la banca que los pagos se realizarán después de la culminación de la cuarentena total. “Pasada la cuarentena total dispuesta por el gobierno nacional, los prestatarios dispondrán de seis meses para acordar con la entidad de intermediación financiera, la forma de cómo efectuarán el pago de las cuotas diferidas para lo cual dichas entidades deben asesorar a los deudores sobre las opciones que pueden ser tomadas para el efecto, así como el costo financiero que implicaría cada una de ellas”, dice el comunicado.

El economista y catedrático de UAGRM, Edy Acosta, explica que desde el margen de las normas, los meses que se le permite por decreto al prestatario no pagar sus deudas, significa que va a ser indexado al monto total; será prorrateado al final o a lo largo del periodo.

«Es decir, si al prestatario todavía le quedan 2 años por pagar una deuda, puede optar por pagarlo en 2 años y 2 ó 3 meses, como establece la ASFI, y los que no quieren alargar la deuda pueden prorratearla en el tiempo que les queda», indica.

El economista aclara que no hay ninguna norma que le obligue a la banca a bajar intereses o capital.

Funcionarios que reciben sueldo

“En el caso de los funcionarios, ya sean privados o públicos, como siguen percibiendo sueldos, no les afectó”, añade el catedrático, pues ésto aplica más a las personas por cuenta propia que en estos momentos no están generando ingresos.

«Muchos empleados están pagando nomás sus deudas, esto afecta más a los que son por cuenta propia, como no han generado ingresos, tienen dificultades de pagar», manifiesta Acosta.

Asoban llamó a los prestatarios a acercarse a las entidades financieras. Aclaró además que el prestatario tiene 6 meses para ponerse al día.

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.