El Universitario
Gerente del Seguro: “los barbijos de Bs 86 eran los más baratos según su calidad”

Gerente del Seguro: “los barbijos de Bs 86 eran los más baratos según su calidad”

Luego de la polémica generada por la compra de mascarillas N95/FFP2 a Bs 86 la unidad, la gerente general del Seguro Social Universitario, Katiuska Pérez, negó que hubiera sobreprecio y aseguró que esa era el precio que se manejaba en abril del 2020.

“No se puede decir que había sobreprecio si no estuvimos en ese proceso y en ese instante… ese fue el precio más barato que pudimos conseguir para este tipo de barbijo que nos pidió la parte médica”, de esta manera la titular del Seguro Social Universitario (SSU), Katiuska Pérez, justificó la compra de 1450 barbijos N95/FFP2 a Bs 86 la unidad, en abril del 2020.

Indicó que ahora se encuentra mascarillas a un precio más bajo, pero en ese tiempo cuando recién llegaba la pandemia a Bolivia, había una alta demanda por este producto a nivel mundial y poca oferta, lo que hizo que haya especulación y los precios se disparen.

“Puede que ahora tenga un precio menor, pero en ese instante no era así, si van a otros hospitales o seguros es posible encontrar a algunos que hayan comprado a Bs 100 la unidad”, manifestó Pérez.

La ejecutiva también resaltó que no se violó ninguna normativa para la compra de los barbijos, ya que el Gobierno Nacional aprobó el Decreto Supremo 4174 que permite a los seguros realizar la contratación directa de bienes y servicios para hacer frente al Covid-19.

En este sentido, Liliana Montero, jefe de Bienes y Servicios del SSU, explicó que para la adquisición de los barbijos se procedió a la invitación de los posibles proveedores y se escogió al que ofreció el producto con el precio más bajo y con las características solicitadas por la gerencia médica.

“El Decreto autorizaba la contratación directa, en este sentido nosotros pudimos adjudicar al primer proveedor que pueda ofertarnos, sin embargo, por un nivel de transparencia hemos hecho dos o tres cotizaciones según el ítem que nos han solicitado”, puntualizó Montero.

Ambas ejecutivas del Seguro señalaron que la unidad médica pidió, en abril del 2020, que se compre específicamente las mascarillas N95/FFP2, cuyas características son especiales para los médicos y administrativos que atienden a personas contagiadas con el virus.

La gerente general del SSU diferenció entre un barbijo KN95 y un N95, ya que este último tiene un 95% de protección contra virus, mientras que el primero y otras mascarillas que hay en el mercado presentan una menor cobertura.

También se afirmó que había pocos proveedores que tenían los barbijos solicitados y que el precio referencial rondaba los Bs 90. Finalmente, Pérez indicó que se adquirieron los barbijos de la empresa Sotez quien ofreció el precio más bajo (Bs 86 la unidad) y cumpliendo con el producto que se necesitaba.

Las ejecutivas del SSU sostuvieron que no se puede hablar de sobreprecio porque no había un precio nacional establecido para los barbijos, como ocurría con los medicamentos, sino que todo estaba en manos de la oferta y demanda.

Proveedores

Frente a la crítica y observaciones que realizaron algunos miembros del Directorio del SSU por presuntas compras de medicamentos y contratación de servicios médicos con sobreprecios, las ejecutivas negaron esta situación y sostuvieron que toda contratación realizada por esta institución médica está respaldada y no se omite ninguna normativa.

Para las contrataciones directas por el Covid-19 señalaron que, al igual que ocurrió con los barbijos, se pide proformas a los posibles proveedores y se escoge al que menor precio pide, siempre y cuando cumpla con las especificaciones técnicas. Este proceso es reportado luego al Sistema de Contrataciones Estatales (Sicoes).

Mientras que, para las licitaciones, todo el proceso de convocatoria, adjudicación y entrega del bien o servicio es colocado en el Sicoes para que los interesados puedan realizar sus propuestas.

“Nosotros como institución subimos la convocatoria al Sicoes, pero no podemos estar llamando a los proveedores para que presenten sus propuestas… ellos tienen que estar registrados en el RUPE para conocer las novedades”, afirmó Montero en relación a la observación de que pocas empresas o laboratorios se enteran de los procesos que licita el Seguro Universitario.

Personal sin título

En días pasados el Sindicato de Trabajadores del Seguro Universitario denunció que dentro de esta institución existe personal sin título, ocupando cargos profesionales.

Ante ello, la gerente general del SSU aseguro que desde que ella asumió su cargo en el año 2018, no ha sido contratado ningún funcionario sin título para los puestos que lo necesitan.

“Soy una funcionaria de carrera, no he venido a meter personas acá, los que están actualmente en los cargos ejerciendo, tanto de libre nombramiento como de jefaturas, son personal que ya estaban en esta institución cuando mi persona asumió la gerencia, ellos ya eran trabajadores”, remarcó Pérez.

De todas maneras, la ejecutiva afirmó que ya pidió a la unidad de Recursos Humanos que haga un relevamiento del perfil de los trabajadores para conocer si hay alguna irregularidad.

Auditorías

Con respecto a las críticas que realizó la Federación Universitaria de Profesores (FUP), acerca de una supuesta falta de transparencia para hacer conocer los informes de auditoría interna, Pérez señaló que en las próximas reuniones del Directorio se harán conocer los mismos.

Reveló que hasta la fecha se han concluido tres auditorías y cuatro están en proceso. Además, están pendientes otros siete.

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *