El Universitario
Presupuesto para canastones de docentes aumentó un 82% en el 2020

Presupuesto para canastones de docentes aumentó un 82% en el 2020

El año pasado, la Federación de Profesores de la ‘Gabriel’ destinó Bs. 1.702.170 para armar 1.800 canastones navideños. En 10 días más se conocerá la auditoría que determinará si hubo irregularidades en el manejo económico que hizo la gestión de Rosendo Peña, cuando era presidente de este ente gremial

Pese a ser un año de pandemia y austeridad, la Federación Universitaria de Profesores (FUP) no escatimó recursos para regalar el tradicional canastón navideño a los docentes de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM), en diciembre del 2020.

De acuerdo a datos que presentó el secretario de Hacienda de la FUP, Klever Saravia, en entrevista con el docente Helecto Villarroel, el año pasado se destinó Bs. 1.702.170 para comprar 1.800 canastones.

Este monto representa un incremento del 82% con respecto al 2019, cuando el costo de los canastones ascendió a Bs. 937.736, mientras que en el 2018 se destinó un monto de Bs. 985.120.

El incremento resulta llamativo, tomando en cuenta que para realizar estas compras, la anterior gestión de la FUP, a la cabeza de Rosendo Peña, tuvo que recurrir a préstamos de dinero a un interés de 3% mensual.

Saravia detalló que solo en intereses se debe pagar alrededor de un cuarto de millón de bolivianos, lo que casi significa un mes de aporte de los docentes a la FUP. El capital prestado asciende a Bs. 1.147.854.

Cabe señalar que los profesores universitarios aportan mensualmente a la FUP un promedio de Bs. 320 mil.

“En vez de usar los aportes de los docentes en cosas productivas hay que pagar intereses, se buscará la manera de negociar con los acreedores para disminuir esta cantidad”, manifestó Saravia.

Por su parte, el actual presidente de la Federación de Profesores, Rogelio Espinoza, señaló que la gestión de Peña incurrió en una serie de irregularidades con estos préstamos, según lo establecido en el Estatuto de la FUP.

Detalló que el presidente de esta entidad gremial de los docentes no tiene entre sus competencias la facultad de solicitar préstamos, además que tampoco se pidió una autorización del Comité Ejecutivo de la Federación para realizar esta acción.

Espinoza también observó que cuando se consiguieron los préstamos, los mismos no se depositaron en la cuenta oficial que tiene la Federación en el Banco Económico, sino que se dispusieron de manera directa y se compraron alimentos y bebidas sin facturas.

Pese a ello, el presidente de la FUP indicó que no les corresponde a ellos ser “juez y parte” en este caso y que están a la espera de una auditoría encargada para detectar si hubo realmente irregularidades en la gestión 2018 – 2020 de Peña.

Se prevé que en unos 10 días más se tenga los resultados de la auditoría y, con ello, se convocará finalmente a una asamblea general de docentes de la UAGRM y será esta instancia la que determine las acciones a seguir.

El Universitario se contactó con Espinoza unas horas antes de que se dé a conocer este informe, sin embargo, señaló que no tenía aún los datos para dar la entrevista.

ERRORES, PERO NO DELITOS

En días pasados el expresidente de la FUP, Rosendo Peña, y el exsecretario de Hacienda, Freddy Fuentes, dieron a conocer su versión de estos hechos a El Universitario y si bien confirmaron que se hicieron los préstamos los mismos fueron utilizados de “manera transparente”.

“Hemos cometidos errores, pero no delitos”, señalaron los exmiembros de la directiva de la FUP.

Ambos aseguraron que la compra de los productos se realizó sin facturas y al por mayor, con la finalidad de “ahorrar en los gastos”.

“No me quedó otra que acudir al crédito y ese fue el error, aunque ese error fue por cumplir con los profesores quienes recibieron su canastón y se fueron contentos, ahí están las fotos”, manifestó Peña.

Todos los años los docentes de la ‘Gabriel’ reciben su canastón navideño. Los recursos para financiar los mismos provienen de los aportes que realizan los docentes cada mes, mediante de un descuento que se les realiza a sus sueldos.

El rectorado es el encargado de retener estos recursos y entregarlos cada mes a la FUP.

Sin embargo, el año pasado por la pandemia, la administración central de la universidad dejó de entregar estos recursos a la dirigencia de los docentes, desde agosto hasta febrero del 2021, generando una deuda de Bs 2.273.048.

“El rector me dijo, o pago sueldo o le doy a la FUP, entonces yo le dije pague sueldos señor rector y yo voy a esperar. Lamentablemente la espera se hizo interminable”, añadió Peña.

Es en este contexto que el expresidente de la Federación de Profesores decidió recurrir a los préstamos, para los cuales esperaba devolver con intereses incluidos en tres meses, sin embargo, como el rectorado se atrasó en pagar su deuda, los intereses continuaron acumulándose.

DATOS

En el informe económico que presentó Peña a la actual directiva de la FUP, se detalla que entre las gestiones 2018 y 2020, se administró Bs. 10.696.988 y se tuvo un gasto de Bs. 10.694.654, dejando un saldo en la cuenta de banco de Bs. 2.333.

 

 

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.