El Universitario
Valverde: “En la UAGRM se perdió la transparencia y decencia hace rato»

Valverde: “En la UAGRM se perdió la transparencia y decencia hace rato»

El Universitario conversó con el acucioso investigador quién planteó la necesidad de elegir al próximo rector entre los mejores catedráticos de la Universidad y no así “entre los menos malos”, por lo que desafió a docentes y estudiantes a “recuperar el alma moreniana”.

Fiel a su estilo, crítico y sin tapujos, el analista político Carlos Valverde, realizó un diagnóstico descarnado de la situación actual de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM) observando la gestión y actuación de sus autoridades, incluyendo los intentos de repostulación, pese a ello considera que los cambios deben impulsarse a partir de su propia comunidad sin intervenciones externas.

El Universitario conversó con el acucioso investigador quién planteó la necesidad de elegir al próximo rector entre los mejores catedráticos de la Universidad y no así “entre los menos malos”, por lo que desafió a docentes y estudiantes a “recuperar el alma moreniana”.

En su preocupación y crítica a la realidad universitaria usted ha comentado algunos aspectos como el irracional manejo de la institución. ¿Cuál es la imagen que proyecta la UAGRM en los últimos años?

Se percibe, desde mi punto de vista, la misma mala imagen que se proyecta desde la UAGRM; hace rato se perdió la transparencia, y la decencia en el ejercicio de la conducción de la Universidad. La Gabriel René Moreno se debate entre acusaciones abiertas de tráfico de Influencias, de favorecimiento de ingresos, (los indígenas y originarios venden, en su mayoría los cupos asignados por esa condición). Hay profesores que dan 6 o más materias, el Rector usa el Canal Universitario como si fuera de su uso particular para impartir “coaching” (aunque parece cualquier otra cosa) de dudosa calidad. Cuesta mucho encontrar calidad en alguna cosa que haga René Moreno, salvo la que sale del esfuerzo de los propios universitarios que, suman a la Casa Superior porque “de ahí son”, no porque ahí los estén impulsando.

Usted ha denunciado que el Rector de la UAGRM, Saúl Rosas, siguió contratando personal en tiempos de pandemia. ¿Cuánto daño le hace a la Universidad este tipo de conductas y como la cataloga?

Con una universidad cerrada, aumentar el número del personal es un contrasentido, no hay necesidad de hacerlo. Se habla, no me consta porque cuando denuncian no traen pruebas y si las traen te piden no usarlas para no perjudicarse. Los predios Universitarios están en mal estado, el pasto no se corta, la basura se acumula, la infraestructura también está deteriorada; el Paraninfo Universitario está  cerrado; es vox populi que la chica que vende golosinas en la calle maneja una llave, por otra parte, la Universidad tiene instalaciones que son patrimonio histórico de la ciudad, como el Museo de Historia que se sabe tiene un proyecto de restauración inscrito y el Rector no lo apoyó y este corre el riesgo de caerse en la parte que colinda con la Casa de la Cultura. El pequeño teatro (ex Casateatro) no lo arreglaron, todo es una pena.

¿Es ético y constitucional volverse postularse por tercera vez al mismo cargo electivo?

Es ilegal, el Estatuto del 1961 hasta el 2011 decía que la gestión era de tres años (se suspendió mucho tiempo por la intervención) y no había reelección; Reymi Ferreira lo cambió, pero no se reeligió, igual. Era una reelección pasado un periodo y Rosas hace lo que quiere, apoyado por una gran parte de la planta docente que le permite cualquier cosa porque se beneficia grandemente de toda esta desinstitucionalización.

¿Vio alguna similitud entre la actitud del Rector Saúl Rosas con la del expresidente Evo Morales en su intento de repostulación?

No sé si el tema es encontrar similitudes. El Rector de la Universidad es formado académicamente y su trabajo no está para ganar “poder” sino para generar “servicio” en favor de la Casa Superior y del estudiantado; eso beneficia a la sociedad. No los pongo en el mismo nivel; desde ya Morales, por su falta de formación, no pudiera ser Rector, el Rector, si pudiera ser presidente. De ahí, cada quien saca sus conclusiones.

¿Cree usted que algunos actores universitarios pueden hacer que la “U” cambié? ¿O será mejor una intervención cívico – social?

No creo en las intervenciones; esto lo deben arreglar en la Comunidad Universitaria. Creo que hay que recuperar el “alma moreniana”; hay que tratar de acercar otra vez, (tener) profesores de alto nivel. Hay que elegir rector entre los mejores no entre los menos malos; en la Universidad se ha presentado al Rectorado, gente que ha sido descubierta luego de haber plagiado tesis extranjeras y ese no parece haber sido problema. Está mal, pero estuviera peor si se la intervienen desde fuera.

 

 

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.