El Universitario
Vicente no estaba equivocado

Vicente no estaba equivocado

Una política que molestó a muchos dirigentes, tanto docentes como estudiantes, quienes arrastraron consigo a varios seguidores y lograron influir en la imagen de Vicente Cuéllar, fue la llamada “política de persecución” del Rector.

Cuéllar llegó con muchas ganas de cambiar la Universidad, su primera apuesta fue, contra todo consejo que pueda recibir, encaminarse al Chapare para conseguir el apoyo de Morales y lograr el sí del Presidente del Estado a fin de obtener Bs 160 millones más, luego de encontrar una universidad con las cachas totalmente vacías, o vaciada.

La segunda vara alta que se puso Vicente fue la de prometer y proponer que el Rector no debe ser reelecto, consecutivamente, luchar contra toda reelección y encaminar un Referéndum que lo constituya y sacramente; lo que al parecer, tendrá éxito en el voto de este lunes 16 de mayo.

Con todo ello, el Rector se enfrentó a los órganos constituidos entendiendo que estaban ya prorrogados por más de 1 año y que su gestión había concluido. Algo en lo que tuvo que retroceder por la oposición de las asociaciones de docentes y la Federación de Profesores, órganos conservadores por excelencia en todas las universidades del país.

La otra lucha, aunque un tanto disimulada de Cuéllar, fue contra la permanencia de los llamados “dinosaurios”, en su entender él no acepta que los estudiantes permanezcan tantos años en la Universidad, “yo acabé mi carrera en el tiempo reglamentario”, lo dijo varias veces.

Este momento en que Bolivia entera siente repulsión por los eternos estudiantes que ostentan el poder dirigencial en todas las universidades de Bolivia, le da la razón a Cuéllar quien por razones de salud no puede estar presente en los medios.

No obstante, estas acciones de Cuéllar no fueron del agrado de muchos dirigentes que tienen cierto poder en varios sectores de la U, lo que, al parecer, afectó en su popularidad. “No tenemos intención de caerle bien a todos, queremos una mejor universidad, si eso afecta la popularidad del Rector, el tiempo se encargará de dar la razón y premiar la buena gestión”, comentó su secretario, Edy Acosta, a El Universitario.

Corresponde ahora conocer qué acciones tomará la Universidad frente a esta y otras irracionalidades y excesos que se cometen dentro esta institución, la lista en la agenda es larga.

José Luis Peñaloza

El Universitario

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.