El Universitario
Asociaciones de docentes no tienen dinero ni para festejar el Día de la Madre

Asociaciones de docentes no tienen dinero ni para festejar el Día de la Madre

Desde agosto del año pasado que el rectorado de la UAGRM les ha restringido el acceso a sus recursos, que obtienen de los mismos aportes que realizan los profesores.

Se cumplen ya nueve meses que las diferentes asociaciones de docentes de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM), han dejado de recibir el dinero que les corresponde por los aportes mensuales que realizan los profesores.

El rectorado se había comprometido en pagarles hace unos 10 días atrás, de los meses de enero, febrero y marzo de este año, pero de momento eso no ocurrió.

Roger Guzmán, vicepresidente de la Asociación de Docentes de la Facultad de Ciencias Jurídicas, Políticas, Sociales y Relaciones Internacionales, indicó que ninguna asociación recibió el dinero que les corresponde y que se encuentran en apuros, ya que ni siquiera tienen para festejar a las docentes madres por el 27 de mayo.

“En este Día de la Madre queríamos hacer un agasajo y, como no nos han desembolsado, lastimosamente vamos a tener que suspenderlo”, manifestó.

Cabe señalar que los docentes de la ‘Gabriel’ realizan aportes de sus sueldos para dos entes que los representan, la Federación Universitaria de Profesores (FUP) y la asociación de docente de su facultad.

El rectorado es el encargado de hacer el descuento al sueldo de cada docente y transferirlo a las cuentas de las asociaciones y la FUP.

Sin embargo, desde agosto del año pasado el rectorado tomó la decisión de usar estos recursos para cubrir el déficit que dejó la pandemia en sus ingresos, situación que dejó un perjuicio a los presupuestos de las instituciones representativas de los docentes.

De acuerdo a Guzmán, el rectorado ya realizó un par de desembolsos a la Federación de Profesores hace unos 10 días y que, en esa misma fecha, había también el compromiso de entregar los recursos a las asociaciones.

“Nos exigieron que llevemos una serie de documentación que nunca nos habían pedido, pero con la finalidad que nos desembolsen lo entregamos. Pese a ello, no nos transferido un solo centavo, el rector arbitrariamente nos cercena nuestros recursos y tenemos que estar mendigando”, expresó.

Cada asociación define cómo gastará sus recursos. En el caso de la Facultad de Ciencias Jurídicas, Guzmán indicó que a los docentes les brindan oficinas equipadas con computadoras, internet y materiales de escritorio para que puedan realizar sus trabajos e investigaciones.

Además, también se les proporciona algunas bebidas calientes para que puedan tomar mientras descansan.

El vicepresidente de la Asociación de Jurídicas también señaló que las oficinas de los docentes de su facultad estuvieron cerradas gran parte del 2020 por la pandemia y recientemente volvieron a abrir en febrero de este año.

De momento, afirmó que tanto él, como los otros docentes que conforman la directiva, están asumiendo los gastos de las oficinas de “sus bolsillos y sin ningún interés”.

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.