El Universitario
Crece el malestar entre los estudiantes por el «negociado» de las becas

Crece el malestar entre los estudiantes por el «negociado» de las becas

Universitarios de la ‘Gabriel’ denuncian que estos beneficios deberían ser entregados a alumnos destacados en el ámbito académico, sin embargo, son utilizados por los dirigentes estudiantiles para obtener un rédito económico, en complicidad con las autoridades.

Impotencia y molestia sienten los universitarios de base de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM), ante el «negociado» de becas que, según denuncian, es llevada a cabo por sus mismos dirigentes.

La ‘Gabriel’ otorga becas comedor, de estudio, investigación y extensión con recursos que provienen del IDH, los cuales deben beneficiar a estudiantes destacados, con preferencia a los de escasos recursos económicos.

Sin embargo, de acuerdo a Walter Justiniano, estudiante de la carrera de Ingeniería Comercial, estos beneficios son negociados por los dirigentes estudiantiles “afines al oficialismo”, quienes distribuyen las becas a cambio de un 50%, aproximadamente, del valor de la beca que se entrega.

“Las becas siempre han sido para unos cuantos dirigentes del entorno del oficialismo y si algún estudiante de base tiene alguna es porque ha sido negociada entre el 50 y 30 por ciento de la beca, lo sé por experiencia propia porque cuando quise postular me topé con eso”, indicó el estudiante en el programa Semana que emite el periódico El Universitario en su página de Facebook.

Justiniano aseguró que hay una “corrupción total” en la distribución de estos recursos, ya que se relega a los estudiantes de escasos recursos y que tienen un buen rendimiento académico.

Los universitarios también denuncian que los dirigentes estudiantiles reciben las becas directamente de las autoridades universitarias, quienes les entregan a cambio de obtener un apoyo político a su gestión.

“Siempre ha sido así… hablo con el corazón, da rabia e impotencia que no les lleguen a los compañeros que lo necesitan y ameritan, que vienen de provincia y zonas periféricas”, manifestó Alex Camiño, delegado ICU de la UAGRM.

En su experiencia personal, Camiño relató que en los primeros años de estudio intentó obtener una beca comedor, tomando en cuenta que viene de provincia y su promedio académico rondaba entre 95 y 98 puntos. Pese a ello, señaló que nunca le dieron este beneficio.

“Si vos no sos un dirigente que responde a las autoridades entonces no te van a dar, te relegan”, cuestionó.

Por su lado, el estudiante de la carrera de Ingeniería Civil, Ernesto Flores, afirmó que el negociado de las becas es un problema que viene desde hace años, pero que últimamente ha empeorado.

“Los propios docentes que son autoridades, realizan prebendarismo con los estudiantes, no se tiene un control del 100% de las becas comedor”, apuntó Flores.

Por ello, los estudiantes que participaron del programa ‘Semana’, coincidieron en que esta elección será importante para que haya un cambio estructural en la universidad y que se destierre estas malas prácticas que afectan a los universitarios, en especial, a los de escasos recursos económicos.

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.