El Universitario
Murió Doña Silvia, la persona que cuidaba de las palomitas de la Cañoto.

Murió Doña Silvia, la persona que cuidaba de las palomitas de la Cañoto.

Don Roy tomó la posta y las alimenta hasta hoy.

Todos los días, a las 6 de la mañana y a las 5 de la tarde, doña Silvia estaba dándoles maíz y agua a las palomitas que en bandadas llegaban a la A. Cañoto Esq. Mercado, donde les hizo construir un estanque para que sacien su sed y su hambre.

Doña Silvia voló al más allá hace tres años, entonces las palomitas quedaron huérfanas y muy poco revoloteaban por el estanque. Sin embargo, Don Roy Cornejo una tarde vio que algunas palomitas regresaban en busca de agua y comida, lo que le causó pena y decidió ese mismo instante, tomar la posta de Doña Silvia. “Desde esa fecha me toco llevar la posta de dar de comer y atender a las palomas, hago el mismo recorrido que hacía ella, las alimento con lo que puedo conseguir de mis propios recursos”, explica Don Roy.

Don Roy compra maíz por quintales y acarrea el agua desde su casa que queda a varias cuadras del lugar donde se alimentan las aves.

Don Roy cree que el trabajo que hizo doña Silvia por muchos años es muy loable y desinteresado. “Una gran cruceña como ella ya no hay”, dice a tiempo de pedir que las autoridades puedan hacer una placa conmemorativa en el lugar y, si es posible, hacer una plaza con su nombre en una imagen de ella atendiendo a las aves. “Esto para que siempre la recordemos”. También pide a los cruceños cuidar a estos animalitos.

Un antiguo vecino ciclista de nombre Charly Nuñez también recuerda a la señora Silvia por el amor a las aves, pide que las autoridades que tomen más atención a estos nobles animalitos. Charly, con lágrimas en los ojos recuerda a Doña Silvia. “¿Por qué la gente que sirve y que es solidaria se tienen que ir de este mundo?” cuestiona a la vida.

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.