El Universitario
Bailes en Tik Tok, compra de bots y visitas en Zoom, las particularidades de esta elección

Bailes en Tik Tok, compra de bots y visitas en Zoom, las particularidades de esta elección

La pandemia ha generado cambios en la manera de realizar campañas en la UAGRM, sin embargo, analistas afirman que se mantienen los problemas de fondo como la falta de un debate de ideas y propuestas realistas para mejorar la Universidad.

Pese a la ampliación de las fechas de las elecciones, los candidatos al Claustro Universitario 2021-2025 de la ‘Gabriel’ ya han iniciado y encaminado sus campañas orientadas a llegar a los estudiantes y docentes, mayormente a través de las redes sociales y otras plataformas online.

Es una situación sui géneris que ha traído la pandemia, ya que las fiestas presenciales y reuniones masivas que se veían en otras elecciones están prohibidas para evitar los contagios de Covid-19.

Los candidatos están ingeniándoselas para llegar a los votantes de la comunidad universitaria y se han visto obligados a incursionar en redes sociales en las cuales, hasta hace poco, desconocían o no tenían presencia en ellas.

De acuerdo a Franklin León, docente de la carrera de Ciencias de la Comunicación, los candidatos deben hacer un buen uso de estos recursos comunicacionales. De lo contrario se puede caer en falsas expectativas que no se materializarán en el día de las elecciones.

Citó que existen aspirantes al Claustro Universitario que realizan la compra de bots (perfiles falsos) para hacer crecer su masa de simpatizantes y mostrar fortaleza en las redes, pero esto, al no ser orgánico, le da una falsa sensación de que está teniendo protagonismo, cuando la realidad es diferente.

Estos bots son utilizados para “votar” por algún determinado candidato en las supuestas encuestas que realizan algunas páginas de Facebook, con el fin de medir quienes tienen mayor popularidad.

“Estos versus que se realizan en redes sociales sirven de elementos sicológicos para marcar tendencia, pero no son científicos ni necesariamente orgánicos, hay muchos bots que votan en ellos”, añadió León.

También pidió a los candidatos tener cuidado al momento de usar plataformas netamente juveniles como Tik Tok, en los cuales mayormente se realizan bailes y parodias graciosas, pero que no condice con la seriedad de un Claustro Universitario.

“El Tik Tok puede llegar con elementos de discursos en cápsulas pequeñas, pero si como candidato no sabes bailar caes en lo ridículo y eso lo notan los docentes y también los estudiantes”, advirtió.

En general, León considera que los aspirantes a diferentes cargos de la Universidad deben usar recursos científicos como los que provee el Neuromarketing, que ayuda a identificar cómo piensan los docentes y estudiantes y de qué manera procesan los discursos políticos, para que en base a ello se pueda construir mensajes efectivos.

Indicó que no se debe caer en el error de producir varios mensajes al día, ya que la saturación o spam también resulta negativa.

Considera que, a pesar de que la campaña se está realizando de manera masiva en redes sociales, los votantes también valoran el contacto directo, en especial los docentes, ya que una llamada telefónica, un mensaje al privado de Whatsapp o incluso una visita personal puede ser más valioso que los videos que circulan en el ámbito online.

León apuntó que ya no se podrán hacer las visitas a las aulas como se acostumbraban en otras elecciones, pero sí se tendrá la oportunidad de ingresar a las clases virtuales para explicar por unos minutos sus propuestas.

Para ello, ve fundamental que los candidatos tengan buenas relaciones con los docentes.

Falta profundidad en las propuestas

Para el analista político y docente de la UAGRM, Daniel Valverde, estas elecciones si bien ha cambiado la forma de hacer campaña, pero lo que se mantiene igual es la falta de profundidad en las propuestas de los candidatos para transformar positivamente a la Universidad.

Cuestionó que lo único que se realiza es presentar un listado de ideas de qué se puede hacer, pero se desconoce si las mismas son realmente factibles y que esto se logra solo con un debate para contrastar las propuestas.

“Aquí en la Universidad se debate solamente consignas, pero no proyectos de fondo de reforma universitaria con la investigación, vínculo con la sociedad, desarrollo y el cogobierno, parece que le huimos al debate”, sostuvo.

Además, aseguró que existe “un ambiente contaminado por la política” y que esto se ve en los grupos de Whatsapp de docentes en los que se desata una guerra de consignas que impide un debate real y sincero.

Por ello, Valverde espera que de una vez se realicen las elecciones, para que la Universidad retome su rol académico e institucional que en este momento está paralizado por las elecciones.

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.