El Universitario

¿Por qué sonreír en tus fotos puede hacerte lucir mayor?

¿Por qué sonreír en tus fotos puede hacerte lucir mayor?

La edad percibida es un factor psicológico que puede depender cómo decidimos interactuar socialmente, así como de la percepción que se tiene de uno mismo. Mientras la sabiduría popular aconseja sonreír lo más posible para proyectar una imagen jovial, un equipo de psicólogos israelíes ha descubierto que, por el contrario, sonreír hace que una persona luzca mayor en comparación a cómo se ve cuando tiene una expresión de sorpresa o neutra. La investigación fue publicada en Psychonomic Bulletin and Review.

“Sonreír te hace lucir más jóven”: es un postulado publicitario para vender distintos productos y servicios, pero sorprendentemente, con poca evidencia empírica para comprobarlo. Por ello, investigadores de la Universidad Ben-Gurión del Néguev llevaron a cabo una serie de experimentos para evaluar la percepción de la edad en base a las expresiones faciales, y comprender si este postulado es un mito o si tiene acervo en la realidad.

En el estudio participaron 40 voluntarios quienes debían evaluar, a través de una fotografía, la edad de 70 hombres y mujeres de alrededor de 25 años. En el primer experimento, se les pidió evaluar un conjunto de 70 fotografías. Si en este grupo, la persona de la imágen sonreía, entonces en la segunda imágen su expresión era neutra, y viceversa.

En el segundo experimento, los investigadores condujeron un procedimiento análogo, pero esta vez los participantes debían calcular la edad de 60 personas con tres tipos de expresiones faciales: sorprendida, serena y sonriente.

Con frecuencia, los participantes calculaban diferentes edades para la misma persona que aparecía en distintas fotografías. La mayor edad fue dada a los rostros sonrientes; un poco menos a los neutros; y la menor, a los sorprendidos. Además, después de concluido el experimento, se le preguntó a cada participante si recordaba su respuesta, y ellos confundieron sus respuestas asegurando que los rostros sonrientes eran más jóvenes que los rostros con una expresión serena.

Los científicos explican este efecto con la incapacidad de ignorar las arrugas que se forman alrededor de los ojos cuando una persona sonríe, lo que visualmente incrementa su edad. Al mismo tiempo, cuando uno tiene una expresión de sorpresa, la piel se estira, disimulando las arrugas.

Estos resultados demuestran que una misma persona puede creer que sonreír lo hace lucir más jóven, pero considera que las personas sonrientes parecen mayores de lo que son.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × one =